8 habitos para sentirte segura viviendo en México

Publicado por Lady Avellana Viajes en

¿Es seguro vivir en México?

En 2015 decidí irme de intercambio a la ciudad mexicana de Puebla durante un año y así nació Lady Avellana Viajes, un canal de YouTube con vídeos sobre mi intercambio.

Con el tiempo, empecé a recibir mensajes de estudiantes haciéndome preguntas sobre vivir en México y, la pregunta que siempre se repite es: «¿Es seguro vivir en México?» «¿Es tan peligroso como dicen?»

Tras responder muchas veces por privado a esta pregunta y basándome en mi experiencia como estudiante de intercambio durante un año en la ciudad de Puebla, ya es hora de hablar sobre este tema públicamente.

8 hábitos para sentirte segura viviendo en México. Española de intercambio

México me sorprendió, para bien.

Cuando volví de México, me di cuenta de que el país había superado mis expectativas con creces, especialmente en calidad humana… ¡no pude evitar enamorarme del país y de su gente!

Por eso, como amante del país y fiel defensora de él, me resulta difícil sacar este tema…

Quienes me conocen, saben que siempre hablo maravillas de México y que siempre pienso en volver. Por eso, hablar del lado «menos bonito» del país se me hace duro, pero creo que es necesario.

Cuando la gente me pregunta por la inseguridad en México, mi respuesta suele ser «México no es tan peligroso como nos lo pintan en España».

Antes de leer este artículo debes saber que cada estado, ciudad o barrio es distinto, así que no debes dejar de informarte de las particularidades de cada lugar que visites.

Además, recuerda que irte a vivir a otro lugar -dentro o fuera de tu país- siempre supone pasar por un período de adaptación ¡Te lo digo yo que te escribo desde Corea del Sur! Así que no tengas miedo al cambio.

En mi caso, durante mi año en México adquirí unos hábitos que, tras convertirlos en rutina, me hicieron sentirme tan segura como en mi propia casa de España.

Por eso hoy te cuento los 8 hábitos que adquirí yo para sentirme más segura en Puebla, México, durante mi año de intercambio.

 

1. No te subas a cualquier taxi.

Por las calles podrás ver muchos taxis y puede ser tentador pararlos. Sin embargo no te recomiendo que lo hagas y sobre todo si estás sola o solo.

Nada más llegar a México, yo misma cogí taxis de la calle (siempre acompañada) y nunca me pasó nada, pero tanto amigos como amigas que viajaban solas vivieron experiencias de atracos que no me gustaría vivir en mis carnes.

En lugar de eso, te recomiendo que llames directamente a una compañía de taxis o que uses alguna app para solicitar que te recojan.

Curiosamente, cuando empecé a pedir taxis a través de apps solían salirme más baratos que parándolos en la calle…

 

2. Evita el centro de la ciudad por la noche.

En las ciudades de España (o por lo menos en las que yo conozco), estoy acostumbrada a que el centro sea la zona más segura y donde siempre hay más movimiento.

Sin embargo, en ciudades como Puebla, el centro se vuelve inseguro por la noche.

Las calles aledañas al Zócalo, que durante el día están llenas de gente, por la noche se vacían y casi no hay luz que ilumine las callejuelas.

Mi recomendación es que te informes de cómo es la vida nocturna en la ciudad a la que vayas, ya que esto puede cambiar de una ciudad a otra.

 

3. Por la noche, mejor ir acompañada.

Siguiendo con el tema nocturno, tengo que confesarte que yo no salía a la calle sola cuando caía la noche.

Los únicos lugares a los que iba sola por la noche eran: el OXXO (tienda 24h que estaba delante de mi casa) o a la taquería de al lado.

Fuera de esos 2 sitios yo, en el barrio donde vivía, no me sentía segura al 100% como para salir sola por la noche y pensaba «¿Por qué salir si no me siento segura?».

¡OJO! Salía por la noche ¡Por supuesto que si! Tampoco te voy a engañar… Pero intentaba hacerlo acompañada.

 

4. Fíate de tu instinto.

Este consejo no es válido solo para México. Es un consejo de «superviviencia» que te doy para cualquier lugar del mundo que visites.

Hay veces en que entras en una calle, caminas un poco y dices «uy uy uy…». No te acabas de sentir segura del todo y algo te da mala espina aunque no sepas el qué.

En ese caso la solución está clara ¡VETE! No esperes a averiguar por qué no te transmite buena vibra el lugar porque ¿Para qué correr riesgos o pasarlo mal?

¿Hay un grupo de personas que te incomodan? Cruza de acera al otro lado de la calle.

En serio, el sentido común y el instinto son sabios y, aunque tu mente no sepa por qué, fíate de los mensajes que te da tu cuerpo.

 

5. No enseñes tus objetos de valor en la calle.

«¿Se puede usar el móvil por la calle?»

Esta es otra de las preguntas que más recibo y la respuesta es: sí, puedes usar el móvil en la calle (o al menos yo lo hacía).

Cuando llegué a Puebla, me daba miedo sacar el móvil en el transporte público, pero poco a poco fui perdiendo ese miedo.

Si bien es cierto que tampoco lo sacaba todo el rato y que intentaba no enseñarlo demasiado, respondía llamadas, contestaba Whatsapps o sacaba fotos en el medio de la calle.

Otra precaución que yo tenía era que, si necesitaba llevar mi portátil conmigo, no abría la mochila durante el trayecto, al igual que intentaba no ponerme a contar mi dinero en el medio de la calle.

 

6. Utiliza autobuses directos y diurnos.

Siéndote honesta, no recuerdo por qué seguía esta rutina, pero recuerdo que cuando tenía que desplazarme a otra ciudad en autobús, intentaba hacerlo durante el día y en buses directos.

Muchas veces tuve que usar autobuses por la noche por ahorrar, porque tenía que llegar a primera hora a algún lugar… pero si podía escoger, prefería hacerlo durante el día.

Además, intentaba ir en autobuses que no hicieran paradas durante el trayecto y optaba por esas compañías a las que me subía en un lugar y no paraban hasta llegar al destino.

 

7. Vístete como te sientas segura y cómoda.

Tengo que decirte la verdad: durante mi experiencia en Puebla aprendí una gran lección que ahora sigo en todos mis viajes.

Aprendí que adaptarme al lugar que visito, es indispensable para poderme sentir integrada en la sociedad (esta es una de las cosas que diferencia al turista de quien vive en el país).

Descubrí que, adaptar mi forma de vestir al lugar que visito, me hace sentirme muchísimo más cómoda y, por lo tanto, segura.

Aviso a navegantes: ODIO tener que dar este consejo.

Detesto tener que recomendar a alguien qué ponerse o qué no.

A mi también me parece injusto y sí, a mi también me gusta sentirme libre…

Pero adaptar mi forma de vestir fue un cambio decisivo para sentirme más segura.

Cuando llegué a Puebla me paseaba por toda la ciudad con mis shorts vaqueros como siempre lo había hecho en verano, pero poco a poco dejé de usarlos y empecé a ponerme vaqueros largos.

Los coches me pitaban, me lanzaban besos, los hombres se avisaban unos a otros a través de silbidos para mirarme y, en el mercado, era el centro de atención, me subían los precios e intentaran jugar conmigo.

¡Acababan con mi paciencia!

Así que poco a poco y sin ser consciente al 100% de esto, cambié mi forma de vestir, empecé a llevar pantalones largos y ¡De repente me volví invisible!

De esta experiencia aprendí que allá a donde vaya por un período de tiempo largo, debo adaptar mi forma de vestir a la cultura porque sí, me gusta sentirme libre, pero siento más libertad cuando nadie me mira al caminar por la calle.

 

Dress code en las playas de México, Corea del Sur y España.

8. Déjate aconsejar por locales.

Te aseguro que nadie conoce mejor la realidad de un país que sus habitantes, así que el mejor consejo de todos es que hagas amigos y amigas mexicanas y te fíes de sus consejos.

Si cuando llegues no conoces a nadie de quien te fíes, te recomiendo que preguntes a tus profesores, compañeros, personal de la oficina de relaciones internacionales, influencers de esa ciudad…

Como muchas personas lo hacen conmigo, aprovecha la gran herramienta que son las Redes Sociales y ponte en contacto con personas que creen contenido de ese lugar para asesorarte.

 


 

 ¿Quién es Lady Avellana?

Mi nombre real es Ana Varela, nací en Galicia (España) y soy una amante de la comunicación, los viajes y los choques culturales.

Si quieres saber un poco más sobre mí, puedes hacerlo pinchando aquí.

¿Planeas viajar pronto?

Disfruta de todos los descuentos especiales para las Avellanas pinchando en este enlace.


2 commentarios

Beatriz · 11 mayo, 2019 a las 9:55 am

Eres una crack !!

    Lady Avellana Viajes · 12 mayo, 2019 a las 1:58 pm

    Vaya gracias jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *